jueves, 7 de enero de 2016

¿Me convertí en un pájaro zumbador?

"¿Me convertí en un pájaro zumbador, o estoy todavía esperando que esas personas a las que les hice tanto daño me vean morir? En todo caso, cuando la solución letal llene mis venas me voy a ir a Cienfuegos, voy a entrar por su bahía, dejaré atrás la barriada de Punta Gorda, el puerto, el parque Martí y volveré a donde nací, Punta Gotica, para nacer de nuevo. Voy a nacer de nuevo y trataré de no ser malo. Empezaré a ser otro. Empezaré a pedir perdón, primero a Elsa, luego a Margaret y finalmente a Mía: tres mujeres que me acogieron aquí en este frío país y luego asesiné. También le pediré perdón a Aramís, al segundo guajiro del que nunca supe su nombre, y a amarilis. Tal ve debo ir más atrás aún y pedirle perdón a mi madre por el dolor de nacer de su vientre. Pedirle incluso perdón a Dios por no haber permitido que mehiciera nacer ave o insecto o roca nada sensitiva. Pedirles perdón a todos, a este gordo Billy Holden que se seca las lágrimas con cuidado porque no quiere que nadie vea que está llorando por mí, por Satanás, el asesino de mujeres."



Marcial Gala. La catedral de los negros. P. 201.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...