viernes, 6 de marzo de 2015

Tan hermoso y hermosa

Individual y colectivamente


Dile al otoño que no joda

Fresno: ¿Qué son esas hojitas amarillas que ya andás soltando con un poco de vientito?

Alimentar a la Musa


Dice en feis Mariano Saba
14 horas · 
Hace poco releía sus sugerencias sobre escritura. Un escritor que siempre me fue simpático por lo lúcido, por lo lúdico. De adolescente lo leí con una melancolía voraz, lo sentía muy amigo. Crónicas Marcianas es un libro hermoso. Borges admiraba lo “alarmante” de La Tercera Expedición, decía que había puesto ahí “sus largos domingos vacíos, su tedio americano, su soledad”. Tenía razón: nadie que lo lea sale del todo de ese planeta. “Soy muchas cosas que Norteamérica ha sido en mi tiempo”. Y tantos otros lugares también: El Hombre Ilustrado, Fahrenheit 451. El futuro juega a veces de excusa, como una manera de tornarse tolerable, ¿bello? Hasta melancólico puede ser el futuro: eso es difícil y a Bradbury le salía de vez en cuando. Sus sugerencias sobre escritura: sobre la necesidad de alimentar el archivo personal con partes iguales de basura y de tesoros, sobre la imponderable necesidad del entusiasmo para llevar una historia adelante. Nada se pierde nunca, decía. Y recordaba a su papá cuando necesitaba sólo seis minutos de charla sobre el pueblo de su infancia para dejar atrás su parquedad de hombre práctico y tornarse poeta de prepo. “Yo he oído a granjeros hablar de su primera cosecha de trigo en la primera granja de un estado, recién llegados de otro, y aunque no eran Robert Frost parecían su primo tercero”. “La Musa es el almacén fantástico de nuestro ser”. “Para alimentar a su Musa, pues, es preciso que usted siempre haya tenido hambre de vida, desde niño”. Hay que alimentar a la Musa, decía, porque “un hombre bien alimentado guarda y serenamente da cauce a su infinitesimal porción de eternidad”.

jueves, 5 de marzo de 2015

Waldorismo, tetas, pileta y literatura


Dice en feis Felix Bruzzone
3 min · 
Clienta Waldorf. Once años de waldorfismo, según me dijo hace una semana, cuando me contrató. Huerta orgánica y paseos en tetas por el living incluidos. Ella y sus hijas, todas en tetas mientras el piletero les limpia el fondo de la pileta a las nueve de la mañana. El reflejo del sol matinal, oblicuo, sobre los ventanales del living, deja ver: manchón de luz blanco y cegador, teta, manchón de luz blanco y cegador, teta, y así. Ya se pueden imaginar cómo va a quedar la pileta.
Termino de limpiar y ella se acerca con la paga. Por suerte para salir a la calle se puso una remerita.
-¿Leés italiano? -pregunta.
-...
-Por el libro -señala: sobre el tablero de la camioneta, hoy, reposa "Carrera y Fracassi", de Daniel Guebel.
-Sí, sí, un poco -digo-pero este libro... -empiezo a explicar.
-¡Qué lindo! -interrumpe y sonríe -¡Te felicito! -pulgar arriba y se va.
Aprendizajes del día:
1 Daniel Guebel es un impresionante autor italiano.
2 El waldorfismo argentino sabe mucho de zanahorias orgánicas pero nada de literatura argentina reciente.
3 La desnudez no es un hecho en sí, es una composición de luces y sombras. Salvo que toques.
4 El waldorfismo no le teme a las luces y a las sombras.
5 A todos nos espera siempre una larga noche.

Fuimos una de los 850

El Premio Internacional de Narrativa Breve Ribera del Duero tiene finalistas: Cerrada, Giaconi, Olmos Paz y Schweblin

EL FALLO SE CONOCERÁ EL 9 DE ABRIL

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)
La organización del Premio Internacional de Narrativa Breve Ribera del Duero ha anunciado este miércoles en un comunicado los nombres de los escritores finalistas en la cuarta edición del certamen, cuyo fallo se conocerá el próximo 9 de abril,
Los escritores seleccionados son: Cristina Cerrada (Madrid, España, 1970), con 'Adversidad'; Vera Giaconi (Montevideo, Uruguray, 1974), con 'Seres queridos'; Alberto Olmos (Segovia, España, 1975), con 'Todos cuantos vagan'; Edmundo Paz Soldán (Cochabamba, Bolivia, 1967), con 'Las visiones'; y Samanta Schweblin (Buenos Aires, Argentina, 1978), con 'Siete casas vacías'.
Los cinco finalistas a este galardón, dotado con 50.000 euros y que se convoca cada dos años, han sido seleccionadas entre los más de ochocientos cincuenta originales presentados por escritores de treinta y tres países diferentes.
La Denominación de Origen Ribera del Duero entregará el 9 de abril de 2015 el IV Premio Internacional de Narrativa Breve, en el trascurso de una rueda de prensa que se celebrará en el Palacio de Linares de Madrid. El certamen literario, de carácter bienal, está organizado en colaboración con la Editorial Páginas de Espuma.
El escritor Javier Sáez de Ibarra fue galardonado en la primera edición, mientras que Marcos Giralt Torrente fue elegido en la segunda y la mexicana Guadalupe Nettel se alzó con el premio en 2013.

La que lleva la fama a flor de piel

La chica que deseaba al Diablo



Publican el incendiario autorretrato de Mary McLane, una jovencita de provincias que fue legítima pionera del feminismo, el modernismo y del movimiento confesional en 1902


Una joven e incendiaria Mary MacLane
Deseo que venga el diablo cubre tres años en la vida interior de una joven de la cuenca minera de Butte, Montana. Era 1902 y tenía 19 años cuando lo mandó a una editorial de Chicago, que lo hizo imprimir de inmediato, aunque retitulado La historia de Mary MacLane, previa censura de su editor. Fue la sensación literaria de su época, vendiendo 100.000 copias en su primer mes de vida. Un siglo más tarde, se ha reeditado en Estados Unidos con prólogo de Jessa Crispin; y llega a España por primera vez gracias a Seix Barral, con prólogo de la poeta Luna Miguel.
Es un libro intoxicante, intensamente femenino, que carece de todas las características de la chick-lit. MacLane quiere "golpear al mundo en un punto vulnerable" y no necesita que nadie bendiga su estilo, sus ambiciones o su personalidad. "No son las muertes, los asesinatos, los ardides ni las guerras los que hacen de la vida una tragedia -declara- Es la Nada lo que la hace tragedia. Es día tras día, año tras año, y la Nada".
Como la Claudine de Colette, su historia inspiró una fiebre de huidas, romances, memorias y hasta -se dice- suicidios entre la juventud local. Un siglo más tarde, su relato sigue siendo escandaloso, no sólo porque la excéntrica y divertida Mary desea que venga el diablo y la trate "con crueldad", entre otras cosas fantásticas. "Ojalá nunca me convierta, ¡horror!, en un animal tan normal y despiadado, en esa monstruosidad deforme: la mujer virtuosa. Lo que sea, Diablo, menos eso". Es por algo que explica Crispin en prólogo de la reedición norteamericana: "Mary McLane es la usurpadora de todos los vigilantes que dicen que las adolescentes no tienen nada que decir".

Pionera del romanticismo moderno, precursora de Silvia Plath

Mary tiene mucho que decir, y tiene una lengua malévola. Su escritura brilla con la fuerza de su imaginación incendiaria y de su indignación mesiánica contra "la gente reseca y retorcida de Butte" y los autores populares de la época, incluyendo "esa antigualla patética y sin gracia de Jane Eyre", las debilidades de Dickens y la higiene del pobre Samuel Johnson. Confesional antes del movimiento confesional de Robert Lowell, salvaje antes que Anne Sexton y más interesante que la mayor parte de las memorias de juventud perdida que inundaron los años 90, sus lazos literarios y espirituales están con Claudine, con el Rimbaud de Una temporada en el Infierno y la Sylvia Plath que quería ser Dios. Y, posiblemente, con El Cuervo de Ted Hughes, al que bien podría haber servido de inspiración en los momentos más nihilistas.
¿Qué es el viento?
Nada.
¿Qué es el cielo?
Nada.
¿Qué sabemos?
Nada.
¿Qué es la fama?
Nada.
¿Qué es mi corazón?
Nada.
¿Qué es mi alma?
Nada.
¿Qué somos?
No somos nada.

El club de las poetas muertas

La propia Mary tenía una musa: María Bashkírtseva, la pintora y escultora ucraniana cuyo libro de memorias, Yo soy el libro más interesante de todos, escandalizó y cautivó a la inteligencia europea del XIX. Bashkirtseff empezó su diario a los 15 años y como MacLane –y Plath después de ellas– Bashkírtseva lo quiere todo. "Me parece que nadie ama todo tanto como yo: artes, música, pintura, libros, mundo, vestidos, lujo, ruido, calma, risa, tristeza, melancolía, bromas, humor, frío, sol... adoro y admiro todo... Todo se presenta para mí bajo aspectos interesantes o sublimes: yo querría verlo todo, tenerlo todo, abrazarlo todo, confundirme con todo...". Pero sus pactos no son con el Diablo sino con Dios y con la Virgen, a los que promete limosnas y peregrinajes a cambio de reconocimiento. Mary no quiere nada con ninguno de ellos.
Curiosamente, las dos se auguraban una muerte temprana –a la manera de James Dean: "Vive rápido, muere joven y deja un bonito cadaver"– y acertaron. Bashkírtseva murió de tuberculosis a los 25 años: su diario fue publicado de manera póstuma por su castradora madre, que lo editó a conveniencia para quedar en mejor lugar. Y MacLane fue encontrada muerta "en extrañas circunstamcias" en su apartamento de Chicago a los 48 años. Las chicas buenas van al cielo, las malas a Nueva York y Mary había aprovechado el éxito, la fama e independencia económica para huir a a Nueva York, donde fue muy, muy mala. Sobre sus aventuras como cantante y socialite bisexual escribió en un segundo libro, llamado Yo, Mary MacLane.
Espíritu salvaje hasta la muerte, cumplió su promesa al Diablo de no casarse jamás (entre una casada infeliz y "su hermana más humilde de la calle", prefiere "a la que lleva la fama a flor de piel") y hasta sus últimos textos mantuvo un espíritu admirablemente autoreferencial en un contexto donde las mujeres ambicionaban un marido, una cocina y una hija a la que peinar. "Soy Mary MacLane: alguien de poca importancia para el ancho mundo y de una enorme y maldita importancia para mí", acaba su último libro. Al periodista que quiso saber si lo que contaba en sus diario era cierto: "Podría haber escrito un libro lindo y hacer de chica linda y agradable, pero preferí contar la verdad".


miércoles, 4 de marzo de 2015

Lo que tengo para armar un mundo

ROBERTA IANNAMICO


Tomada de circulodepoesia.com

(Bahía Blanca, Argentina, 1972. Reside en Villa Ventana.)




Discípula

¡al fin!
¡salir afuera!
¡al sol!
¡hola sabio!
¡instrúyeme!
Instrúyeme hormiga
instrúyeme bicho bolita
instrúyeme viento
que yo baile y cante con tu fuerza
con tu suavidad
instrúyanme
niños.



**



Las cosas

Siempre con las cosas
la ropa
los platos
los huevos duros
el agua de la canilla
los juguetes tirados
lo caliente
lo frío
lo suave
lo pesado
las cosas que entran
en una mano
eso es lo que tengo
para armar un mundo.



**



EL COLLAR DE FIDEOS

Donde yo veía el camino
hay una planta de zapallo
es una guirnalda
con enormes faroles
las hojas se rozan
y hacen ruido de cartón
o de un cuero liviano
a la sombra vive el sapo rey solitario
que a la noche viene
hasta la puerta de mi casa
ni loca lo beso.

¿No hay de la calle una acera que llegue a wonderland?

PATERNALISMO



te siento de lejos
mi vecinita de enfrente
lo trémulo de esos ojos
el vértigo que arrasa la piel
que aún interrogas
te siento
y te procuro entonces
mis bolas de naftalina
la camisilla y el canesú
la tierra magullada en las rodillas
el columpio que raya la cara
del sol
las amiguitas de pan
los dientes de leche
el tres por cuatro ocho dos chicles
un pintalabios
el álbum de junio
mamá me mima a veces
los piojos
el sabor de los mocos
esta muñeca es mía
santa rita
irrita
irrita el supositorio
lo que se da se acaba perdiendo
en un descaro
en un descuido
en la memoria inhóspita
¿quién puebla las cuatro
esquinas del sueño
cuando los angelitos huyen?
¿no hay de la calle una acera
que llegue hasta wonderland?
se te muere en el tiempo
la inocencia
te la gastan
y falta en los labios que manchan
en la carne viva de espantos
en la mirada que escuece
en el sosiego maltrecho
en mitad de un bostezo
entre el puré y los deberes
de matemáticas
tal vez no sé
en el reverso de mi alma
falta
se te escapa de un tajo la inocencia
pequeña
con un cortejo sibilino de ranas
y hormigas
como quien olvida sus heces sus restos
abandona en ese viento desastrado
que desemboca en tu voz
que ya no es
cian ni magenta
cuerpo en vilo sólo
y un devenir que se queda de azar
oscuro
cuando papi juega sucio
al antón pirulero
y te tapa la boca
y te baja las braguitas
y tú sospechas otra vez
que mañana si te mueres
no subirás al cielo
porque empiezas de repente a ser culpable
de todo




*
Tina Suárez Rojas (Las Palmas de Gran Canaria, España, 1971)
de Huellas de Gorgona, Editorial: Cabildo Insular de Gran Canaria, Departamento de Ediciones, 1996)
http://emmagunst.blogspot.com.ar/…/tina-suarez-rojas-2-poem…
Obra de Sonia MariaLuce Possentini

Tiran piedras al precipicio de su ombligo

RARA AVIS


y yo oigo el canto de la lombriz
en el corazón de muchas niñas
F. G. LORCA



las niñas raras
hermanita
las que llevan un corazón grosero
que enseña los dientes
pupilas fundidas y uñas
enterradas
feroces en la distancia
con toda la carne a cuestas
son las nenas que aprietan
los labios debajo de las sábanas
las que llegan los dedos
hasta la garganta
para tocarse fondo y la sonrisa adversa
clavándole alfileres
a la foto de piaget
enfermas de silencio y sanas
de amigdalitis
rebeldes por antojo
gorgonas en amores
pasiones llenas
de faltas de ortografía
rudísimas
como sotas de basto
la ternura heñida en los puños
desertoras de dios rotundas
y rabiosas de nada
abiertos los muslos
para mearse
d
e
p
i
e
lo insolente de la risa
en garabatos procaces
una inquietud sanguina
tienen pinta oh de sucias oh de histéricas
oh de amargadas
tiran piedras
al precipicio de su ombligo
llevan bajo la lengua
secretos aberrantes teñidos de sarro
(quién echara ese hambre a la calle
por una vida perra que lamiera los talones)
desatinadas
de incurable eidetismo
la locura amarilla
desde el jardín de infancia
huidas
del sueño
suicidado de un holandés demente
niñas insólitas
con ganas en desahucio
niñas de la ultrahistoria
en nombre del deseo
dueñas de todos los llantos
que son el canto
de sus lágrimas retorcidas
como lombrices que arden
las niñas raras
las del delirio especular
las de los vendavales profanos
escasas de buenos modales
mírate bien
hermana
son las cientos de niñas
viviendo a la deriva
prohibidas desde siempre
al otro lado de tu sangre
*
Tina Suárez Rojas (Las Palmas de Gran Canaria, España, 1971)
de Huellas de Gorgona, Editorial: Cabildo Insular de Gran Canaria, Departamento de Ediciones, 1996)
http://emmagunst.blogspot.com.ar/…/tina-suarez-rojas-2-poem…
Obra de Sonia MariaLuce Possentini

He visto un lindo gatito


turcios ARTE ha añadido una foto nueva.
22 horas · 

Corazón agrandado en chat con Ju

Lo quiero tanto que para hacer el corazoncito en feis (♥) pongo el angulito y un 4 en vez de un 3.

Cortina: un solo paño pero por fin


Empezada hace no sé cuánto, girando por la casa mínimo hace un par de años, era hora determinarla. Y ya empecé el otro paño.


A veces eran amarillas, anaranjadas, rojas, lilas, violetas, pero también verdes,doradas e incluso azules

A veces eran amarillas, anaranjadas, rojas, lilas, violetas, pero también verdes,doradas e incluso azules. Aunque todas eran semejantes, no existían, ni habían existido desde los orígenes del mundo, ni existirían tampoco hasta el fin inconcebible del tiempo, dos que fuesen idénticas, y a causa de las formas diversas que adoptaban, de las figuras reconocibles que representaban e iban deshaciéndose poco a poco, hasta no parecerse ya a nada e incluso hasta asumir una forma contradictoria con la que habían tomado un momento antes, se me antojaban de una esencia semejante a la del acontecer, que va desenvolviéndose en el tiempo igual que ellas, con la misma familiaridad extraña de la cosas que, en el instante mismo en que suceden, se esfuman en ese lugar que nunca nadie visitó, y al que llamamos pasado.


JUAN JOSÉ SAER. LAS NUBES.

El color de nuestra percepción

(…) aún cuando sea cierto que las circunstancias exteriores modelan nuestra vida,siempre hay algo dentro de nosotros que nos hace perder de vista esas circunstancias y tiende a darles el color de nuestra percepción.


JUAN JOSÉ SAER. LAS NUBES

De tanto vigilarlo

De tanto vigilarlo, el cielo vacío, que iba cambiando de color al paso de la luz,perdió el aura familiar, consecuencia de nuestra certeza de haber estado siempre ahí, y se volvió extraño, y con él la tierra amarilla, todo lo que abarcaba el horizonte visible, incluidos nosotros mismos.


JUAN JOSÉ SAER. LAS NUBES.

Sensaciones ásperas y música delicada

Cada una de las vicisitudes de nuestro viaje está relacionada para mí con algún verso de Virgilio, y aún hasta el día de hoy las sensaciones ásperas de la travesía y la música delicada y sabia de los versos se penetran mutuamente en mi memoria y se confunden en un sabor único, que pertenece de un modo exclusivo a mi propio ser, y que desaparecerá del mundo conmigo cuando yo desaparezca.


LAS NUBES. JUAN JOSÉ SAER.

Una esencia semejante al acontecer

LAS NUBES. JUAN JOSÉ SAER.

"...se me antojaban de una esencia semejante al acontecer; que va desenvolviéndose en el tiempo igual que ellas, con la misma familiaridad extraña de las cosas que, en el instante mismo que suceden se esfuman..."

No fui elegida pero ellos sí

CULTURA / ESPECTACULOS › BALTASARA EDITORA 2015

Obras de colección

El 28 de febrero pasado se dieron a conocer las obras seleccionadas por la Convocatoria Editorial 2015 de Baltasara Editora. Resultaron elegidas, para la categoría poesía, El otoño circular, de Tomás Sufotinsky; para novela, Una Ulises veterana, de Elena Tardonato Faliere; en cuento, Cotidiano, de Mariana Travacio, y en ensayo sobre arte contemporáneo argentino, Maldita libertad, de Claudio Iglesias.
A la convocatoria, lanzada el 30 de noviembre de 2014 y con cierre el 12 de enero de 2015, se presentaron en total 163 obras de autores de las provincias de Santa Fe, Entre Ríos, Buenos Aires, Chaco, Neuquén, Tucumán, Río Negro, San Juan, Córdoba, San Luis y Mendoza.
Tomás Sufotinsky es estudiante de la Licenciatura en Letras de la UNR, donde se desempeña como auxiliar alumno en Literatura Europea. Fue incluido con una mención en la antología Continuidad de las voces 2010, convocada y publicada por la editorial De Los Cuatro Vientos.
Elena Tardonato Faliere es Doctora en Letras por la UNR. De vasta trayectoria académica, ha dictado numerosos seminarios de posgrado, dirigido centros de investigación, obtenido numerosas becas internacionales, traducido a autores italianos contemporáneos y publicado libros de ensayos críticos sobre literatura moderna.
Mariana Travacio es Licenciada en Psicología por la UBA. Se desempeñó como docente en la cátedra de Psicología Forense y publicó diversos trabajos en su órbita profesional. Fue finalista de concursos internacionales de cuentos como el Premio Juan Rulfo (Francia, 2012).
Claudio Iglesias es crítico de arte y traductor. Editó y tradujo Antología del decadentismo francés. Perversión, neurastenia y anarquía en Francia. 1880 1900 (Caja Negra, 2007). Publicó Falsa Conciencia. Ensayos sobre la industria del arte (Metales Pesados, 2014).
Baltasara Editora surgió en Rosario hace cuatro años como una editorial independiente que publica literatura contemporánea argentina y ha reeditado títulos del catálogo de la Librería y Editorial Ruiz.

Puteando a solas contra mandatos y obligaciones de falso cariño

Si yo estoy bien y alguien viene a visitarme y me amarga el día, ¿debería agradecerle su "ayuda"?


Yo sé que es difícil creerme lo bien que me siento, ni yo me lo creo a veces y por eso intento sentirme un poquito mal, o menos bien al menos para no defraudar a los malasondas que pululan.



A todo le veo el lado bueno, sí ¿y qué? No vas a convencerme de que eso es un defecto.

Soñar fue su misión

POEMAS  DE  MARY  NORBERT  KÖRTE

La monja cocinera Eddie Mae soñó que sor Mary
huía con Allen Ginsburg

Los largos pasillos oscuros están bien fuertes
para haber permanecido después del
terremoto de 1906 cuando la sobrevivencia fue
calculada por el sonido que hacían las cuentas
del rosario de la madre superiora
ella soñó eso
la cocinera soñaba a las demás monjas
soñaba imposibles sueños de visiones plateadas
y sonidos océanicos en la
noche quejumbrosa
Soñar fue su misión a la que ella no podía
renunciar. La noche era un lugar para ver
todas las libertades amontonadas en lontananza,
como ver a un dulce dragón que parecía
una cruz moviendo su cola en círculo

Ella huía en los sueños de las demás
haciendo llamados como lumbre explosiva
corriendo corriendo por la escritura de
los bardos y leones amantes y pájaros
corriendo con sus brazos muy metidos en
la brillantez         aleteando         lo oscuro

(La monja cocinera del convento de Santa Rosa, realmente soñó que sor Mary Norbert Körte abandonaba el convento para irse con unos poetas, antes de que esto sucediera, cuando ella formó parte de la Conferencia Poética de Berkeley).



No hay nada como un excatólico
(Buho Moteado y Cadena le vieron un escapulario a Erni Pardini)

Los escapularios puestos sobre el corazón
contienen reliquias de los mártires.
Los mártires vivieron y murieron
con heroica virtud.
La heroica virtud es una condición a la
que somos constantemente llamados
por el abuso de la tecnología.
La tecnología debe ser puesta en su lugar:
el de la vida única que está entre los otros
que comparten este planeta.
este planeta sobrevivirá sólo si todos
reconocen su misión en común.

La misión en común es el mutuo respeto.



Cohetes prendidos que tira por la ventana
mientras el exmarido se va en su automóvil

Le tomó 50 años calcular cómo
emprenderla hasta la carretera,
lograrlo y salir a las lomas y
a las montañas a lo largo de Eel;
eso lo tomó de su abuela
Hermana Madre
Madre Coraje mujeres
ella fue a la escuela con un mito vívido y rezó
para acomodar todos los grandes sucesos
que en la medianoche le acalambraban—
limpiando las mesas durante 50 años
llegó a tiempo de los ruidos cuando
se ponía el Sol y era el tiempo de 2
mujeres caminando entre manzanos otoñales
que platicaban acerca de la tanta quietud
la tanta quietud
del bosque Redwood y de
cómo a veces la quietud es el río congelado
su rapidez detenida entre rocas y carrizos
las furtivas madrigueras de las aves
que cantan bajo un frágil Sol de invierno,
quietud que canta quietud

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...