martes, 26 de enero de 2016

La poesía de mi barrio o la concha de la moro(n)cha

Justo venía caminando divinamente por mi barrio, pensando en qué activo está siempre sea la hora que sea, con autos hechos pelota y 0km, con bicis y motos y perros y gente que camina por la calle y se habla en todas las esquinas, cuando unos pendejos de 8-9 años les gritan a unas pibas tipo 12-13 que pasan por la vereda de enfrente (ellos tres en bici, yo en medio): "Morocha no me imagino tu concha". La sutil desviación de la rima consonante me impidió valorar la asonancia en todo su esplendor.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...