sábado, 16 de enero de 2016

El Gran Avispero de la Vida

"Tuvo la sensación de que, sin darse cuenta, había metido la mano en el Gran Avispero de la Vida. Como imagen, era hedionda. Como retrato en miniatura de la realidad, le pareció bastante útil. En pleno verano había metido la mano a través del revestimiento podrido de papel alquitranado, y la mano -y el brazo entero- se le habían consumido en un fuego sagrado, justiciero, que destruía el pensamiento consciente y dejaba fuera de lugar la idea de comportamiento civilizado..."



Stephen King. El Resplandor.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...