viernes, 22 de enero de 2016

Del maestro King

Terminé El resplandor. "Tú no eres mi papi". No puedo decir nada más.


Me voy a regar las plantas para apagar el incendio del Overlook Hotel.



Mientras devoraba el final de El resplandor, de fondo 152 reggaetons románticos. Para endulzar el pánico.



Las madres siempre esplenden un poco, dice el Sr Halloman.



Nunca me gustó eso de podar los arbustos con formas de animales.



Los ascensores antiguos tienen máscaras y confeti fantasma entre la segunda y la tercera planta del hotel.



Nunca entres a la habitación 217.



Todes somos, como Dany Torrance, un poco la mujer de Barbaazul.



Qué bueno que nunca supe lo que es un vehículo para la nieve.



Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...