sábado, 23 de enero de 2016

Un árbol que no se cae y un culo casi suelto


Dice en feis Felix Bruzzone
3 horas
t
Tercera caída. Esta vez no soy yo, es el celular. Se estrella contra las lajas de tu veredita, Norma, se desarma y estalla su pantalla, tu pantalla, tu pantalla, ¡oh, pantalla rota de mi celular! La canción que suena de fondo es una de Natalia Oreiro. Si, hay gente que escucha a Natalia Oreiro. ¿Por qué no estaba también aca ese gran culo tuyo, Natalia Oreiro, para atrapar mi celular? Nunca esta cerca el culo que más necesitamos. Y eso que es verano y hay tanto culo casi suelto, casi desdentado, culos casi angeles volantes. La que reparte volantes. La que carga gas. Todos esos culos de lengua voraz. Una pena, querida Norma, justo tu vereda de lajas no era el culo de Natalia Oreiro y ahora mirá. Vuelvo a casa un poco derrotado. Las cigarras gritan más que nunca con el calor y todavía me queda cortar un árbol. Lo bueno del árbol es que de esos muy blandos. Va a caer y en algunos meses ya va a estar otra vez crecido. Yo también quiero ser un árbol que no se cae.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...