viernes, 8 de enero de 2016

Y una cae

Hay gente tan cagona, tan garca, que se manda alto moco y en vez de pedir perdón, encarar y decir me equivoqué, te lastimé sin querer, desaparece y, segura de que la extrañás, cae al rato como si nada pasara. Mierdas.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...