lunes, 4 de enero de 2016

Las brujas de Zugarramurdi

De Alex de la Iglesia, así que imaginate el despelote de violencia, ridículo, humor negro y aquellarre fílmico sumado al aquelarre temático. Genial, genial, genial. Me gustó todo. Magda, al lado mío, no entendía a lengua española y yo le repetía cagándome de risa de las frases de los hombres pelotudos enfrentados con las brujas en su ritual por entregar a un varoncito inocente a la Gran Madre (la estatuilla tetona de la edad de piedra vivita y coleando)para que lo devore, lo cague y lo transforme en el hombre que traiciona al hombre y restituya el dominio de la mujer. La bruja joven tiene el rapado de un costado como yo aunque el de ella mucho más zarpado, la bruja mediana es Carmen Maura y la más vieja me dio mucho asquito con sus sapos. Me encantaron los diálogos sobre exmatrimonios y tenencia de hijos en el medio del kilombo, la declaración gay a punto de ser quemados, cuando matan a Bob Esponja y los dientes postizos de metal de la bruja mayor. Magnífico todo lo visual.


Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...