lunes, 7 de diciembre de 2015

Pequeñas Amandas V

No sabía qué hacer con mis poecartones: si venderlos, si rifarlos, si regalarlos, si ponerlos en las mesas centrales o en la mesita del hall con los libros.
Al final estuvieron con los libros y vendí 4 y regalé el resto. Eran 16. Me acuerdo que "Alelíes" le había gustado a Georgina pero se lo llevó Diego Roel. Julieta se llevó "La monstruosa" por decisión mía.  El de "Este poema era grande" se lo eligió Nahuel. Corina se quedó con uno en crochet rosa y con recorte del cartón que se me ocurrió ofrecerle de mordillo cuando, a la noche, decía muchas boludeces alcohólicas.
El resto fue de mano en mano por ahí y ya veremos dónde pararon.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...