jueves, 31 de diciembre de 2015

Whale Rider

Me gustó mucho. Sucede en Nueva Zelanda, en seguida te das cuenta por las caras y los cuerpos que son ese pueblo que canta cosas raras en idioma rara en la playa y con el cuerpo tatuado. Muy buenos los planteos de género al nacer niña cuando se esperaba heredero varón. Muy buenos los personajes del padre, del abuelo, de la abuela y la prota. Y hermosas las ballenas y su metáfora hecha cuerpo animal y vivo y que deja de ser metáfora.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...