domingo, 27 de diciembre de 2015

La poesía me salta

Marcial Gala: "Como dices, cada escritor tiene su librito. Carpentier usaba las mañanas…; existen centenares de procederes, ritos, mitos…, mas cada cual dispone de su método particular. Debido a las circunstancias de mi vida, me resulta difícil ser un escritor carpenteriano, o uno de gabinete, quizá con la posibilidad de sentarse a todas horas a escribir. Tal vez algún día lo sea, pero por ahora no puedo. La poesía me salta, incluso al caminar, de forma espontánea, me siento como iluminado, la transcribo entonces… Logro un poder de concentración tal, que puedo estar sentado en el Prado, pasen guaguas y se sucedan múltiples ruidos, y ser capaz de escribir un poema o hasta un cuento sin distraerme del papel. Durante ese tiempo es como si la realidad quedara atrapada en un lapso; pudiera ocurrir ese milagro secreto referido por Borges de que la realidad se detiene. Con el cuento y la poesía me gusta sentirme sorprendido, blanco de ese acto de comunión inusitado. Con la novela sí se precisa una disciplina más carpenteriana".



Tomado de http://www.5septiembre.cu/sociedad/cultura/item/25759-marcial-gala-a-los-45-ya-uno-tiene-sus-muertos-a-cuesta

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...