miércoles, 23 de diciembre de 2015

Reflexiones colgadas de esta mañana

Anoche me dormí abrazada a vos y hoy me levanté divina. A veces fantasear tiene un efecto tan tranquilizador...




Soñé que era una especie de Alicia idiota que se caía en un pozo negro pero no era negro ni llevaba a ningún lado, era todo de pasto y quedaba como presa en un capullo verde. Por suerte me desperté enseguida.




Ya entendí: no es que la gente no tenga problemas como yo, es que no los cuenta en feis. Ja, ¿qué gracia tiene así? Si lo mejor de los kilombos es cagarte de risa con otros de ellos cuando baja la angustia.




Otra cosa: además de que él no sirve para marido, me di cuenta de que yo no sirvo para esposa: me falta silencio, complicidad en los secretos, interioridad culposa, sentido de la venganza y del decoro, reserva, tolerancia de la que acepta "deslices" y "confusiones". Lo aprendí mirando la tele, eh, nada personal ¿vio?

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...