jueves, 31 de diciembre de 2015

The lover

En Siria. Caras raras. Linda pero ahí. Me dio gracia que en el final se eliminan todas las formas sexuales que venían calentando el argumento y sólo resta el mal sexo matrimonial. ¿Te conté el final? No creo que eso sea importante y ya se veía venir con las caras de boludo del marido (además de lo mal que besaba): ¿eso será el amor matrimonial? Uy, por ahí no estoy entendiendo algo...

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...