jueves, 31 de diciembre de 2015

Diario de un seductor

Siempre me gustan las de Jonnhy Deep pero ésta no. Un embole. La vi endos días porque me aburrió el primero y me siguió aburriendo al final. Por ahí parecía que levantaba un poco con esa estética del fracasado, pero no. Lo único lindo, las fotos del mar, de la playa, de los veleros y del departamento hecho mierda que comparten los tres borrachos. Ah, y el fitito celeste.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...