jueves, 31 de diciembre de 2015

A todo esto no pasó nada

Sé que es difícil entender que un día te llame y al otro no quiera atenderte pero mis procesos interiores son demasiado rápidos para tu pajez. Y, después de todo, todo es bastante obvio y la única que se enreda soy yo.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...