lunes, 14 de diciembre de 2015

Miradas diversas sobre poesía y muerte


Dice en feis Griselda García
26 min
Otra de las hermosuras de este año: Vendrá la muerte y tendrá tus ojos (diez miradas diversas sobre poesía y muerte), con selección y prólogo de Enrique Solinas, publicado por Editorial Ruinas Circulares. Hay poetas muy grossos, la posta, the real thing, y también estoy yo, con el ensayo "Entierro de muertos, nacimiento de lilas: La muerte en la poesía de T.S. Eliot". Un adelanto:
<<La tierra baldía abre con un acápite de Petronio:
"Pues yo mismo vi con mis propios ojos a la Sibila colgando en una botella en Cumas, y cuando le dijeron los muchachos: Sibila, ¿qué quieres?, respondía ella: Quiero morir."
La Sibila de Cumas había nacido con el don de la profecía y hacía sus predicciones en verso. Apolo prometió concederle un gran deseo. La Sibila tomó un puñado de arena en su mano y pidió vivir tantos años como partículas había tomado, pero olvidó pedir además la eterna juventud. Con los años empezó a consumirse tanto que tuvieron que encerrarla en una jaula que colgaron del templo de Apolo en Cumas. La leyenda dice que vivió nueve vidas humanas de 110 años cada una.
Eliot hace suyo el dilema de la pitonisa: inmerso en una cultura en decadencia, su condena es vivir con los recuerdos de una gloria pasada.>>
Pediseló a Mamá Noel.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...