lunes, 2 de enero de 2017

Dilemas en cueros

De repente me pregunto: ¿será hora de sentar cabeza, de dejar de manipular zonas inmanejables, de resignarse a lo que no puede ser, de cortarla con lo de dividir para reinar? Y me contesto que no, que jamás, que nunca caeré en la maya enteriza.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...