martes, 10 de enero de 2017

The OA: Primeros 4 capítulos


Deslumbrada con The OA. En serio. Cuatro capítulos al hilo. Un antes y un después.


Los casos de niñas perdidas, encima huérfanas, encima medio locas, ciegas místicamente, con necesidad de formar manada, con la creencia de que están en este mundo para hacer algo bueno con los demás, con la creencia de haber muerto y renacido mil veces, no sé por qué, no sé por qué, me emocionan tanto tanto.



Me desespera la sensación de invalidez, de vulnerabilidad, la necesidad de hacer y pensar cosas muy grandes para una que es tan chiquita. Y encima ese encierro compartido en compartimentos estancos de vidrio y los sueños recurrentes con agua y ninios muertos. Oh, es mucho para mí.



La mujer sabia al otro lado de la muerte es casi un clásico pero a mí me pega mucho emocionalmente, como las hadas madrinas y todas las viejas que se dan cuenta de que una se hace la fuerte pero necesita que le regalen un canario y le digan que todo va a estar bien (bah, va a estar muy mal, tanto que mejor no verlo, pero está bien porque es lo que una eligió).

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...