sábado, 17 de octubre de 2015

Sexo, pudor y lágrimas

Estuvo buena, algunos lugares comunes, algunos momentos patéticos pero buen argumento, buenos personajes y buena resolución para las viejas cuestiones sobre triángulos amorosos y amores viejos que te hacen acordar de qué frustrado estás y qué poco te gusta la vida y el amor que tenés. Me gustó la pareja del escritor impotente y la mina caliente y me gustó la esposa que abandona su lugar de bonita mantenida violada por su marido. Lo de los departamentos enfrentados con tres hombres contra tres mujeres me pareció poco logrado, algunos diálogos interesantes, otros demasiado previsibles como el de que los hombres se la pasan cogiéndose a toda mina que se les cruza para no mostrarse realmente como son.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...