lunes, 12 de octubre de 2015

Represión en el cierre del Encuentro nacional de mujeres

La primera noticia que tengo es de Magdalena, mijita militante y feminista, a través del celu de su amiga: Hola, ma, la marcha fue un asco de kilombo y represión. Ya lo vas a ver por todos lados. Estamos todas bien ya.

Su voz en el teléfono, cuando la llamé porque el celu no enviaba mensaje con la rapidez de mi ansiedad, era indignada e incrédula. ¿Tan hijos de p se puede ser?

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...