viernes, 16 de octubre de 2015

La historia es larga

Dice en feis Felix Bruzzone
8 min
El albañil que se me acerca a preguntar sobre el arte de limpiar piletas es igual a Juan Forn. ¿A vos te gusta el mar?, le pregunto. La playa, dice. El mar no porque no sé nadar, se ríe. ¿Te gustaría limpiar piletas? Sí, ¿pero y si me caigo? No te caés nunca. En 13 años me caí dos veces. Con una ya está, dice. No pasa nada, salís, digo; no es el mar, te movés un poco y salís. Tengo un amigo que murió en la parte pandita. Hacía pié, pero el susto lo mató. Qué desgracia. Una gran desgracia. Era hijo único. A los pocos meses murió la madre. Y al año, el padre. Y al toque murió también la amante del padre. Yo la conocía bien porque... Bueno, es una historia larga. Después apareció una diciendo que era la hermana, para heredar. Nadie le creía. Se quedó en la casa un buen tiempo. Tenía 5 hijos. Era sola con cinco hijos. Linda mujer. Igualita a mi amigo. Pero un día vos sabés que se fue, nunca se supo nada. Así nomás, se fue. Ya nadie se acuerda de ella. Yo sí porque la conocí bien. Bueno, es una historia larga... A veces hablo de ella y nadie se acuerda. ¡La gente no se acuerda de alguien que vivió como dos tres años en el barrio! La gente está muy loca, más en ese barrio. Ahora en la casa vive otra familia. Se dice que son todos medio chorizo. Siempre andan con la música y las motos que pasan. Tembién dicen que se vende droga ahí. Yo odio la droga. Si veo a uno le rompo la cara. Una vez me pasó con una. Yo la conocía bien. Es larga la historia. La vi ahí tirada al sol, re dada vuelta. No le rompí los dientes porque es mujer. Y yo la conocía bien. Una historia muy larga.
El albañil imitación Juan Forn sigue contando cosas hasta que en un momento, de la nada, se va. Sube a su andamio y se pone a picar una grieta. Perdí todo el tiempo que tenía para limpiar la pileta, mientras lo escuchaba. Le tiro cloro al agua y no la limpio, total la semana que viene vuelvo.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...