domingo, 31 de julio de 2016

Pobre mi padre querido, cuántos disgustos le he dado...

"No quiero que te cases con alguien que te amenaza, quiero para mi hija un hombre valiente. Vete a América y trae un vaquero que nos sacuda a todos un poco", le dijo el padre todo conde y copetudo a su primogénita en Downton Abbey cuando ella estaba a punto de casarse para tapar sus verguenzas sociales. Y yo lloré.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...