jueves, 21 de julio de 2016

Freda y Camilla

Me encantó. Re sencilla como comedia y tan dulce en las miradas y la música de las dos mujeres que huyen de sus marido e hijo para poder dedicarse a algo tan sencillo como escuchar un concierto de Brahms y componer sus propias melodías. Hermoso el erotismo a los 80 y el final con el boludo del hijo de 40 que ella aún ve como un niño.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...