lunes, 28 de septiembre de 2015

Tanto buscar mi potus y estaba ahí

Él es el potus que tanto busqué: Como hombre es repulsivo, dañino, contraproducente, despreciable, pero como potus es perfecto: Lo ponés ahí no más, ni al sol ni a la sombra, lo regás, lo dejás que brote cuando quiera o que se seque si tiene ganas, total ponés otro o le sacás un gajo para replantar, le limpiás las hojas cuando se te da la gana, no esperás flores.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...