miércoles, 30 de septiembre de 2015

Me levanté ojeada che

Por tirar tanto del hilo ya no pude desatar los nudos que amarraron la tristeza.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...