miércoles, 16 de septiembre de 2015

NOah

La historia bíblica del diluvio y el arca. Odiosa como todas las historias de fundamentalismos y castigos y varones probos. Pero me gustó lo monumental de la entrada de los animales que vuelan y reptan al arca, me gustó la Hermione estéril que puede concebir por magia del abuelo y el nacimiento de dos niñas como maldición que se transforma en nuestra única posibilidad de continuidad humana.Las chicas siempre salvamos los platos rotos al final,mucho varoncito salvador y diosito macho unilateral pero la vida está acá, gordi.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...