jueves, 3 de septiembre de 2015

Resident Evil. Apocalipsis

No sé si ya la había visto, o ésta u otra, si empezada o entera. Malísima. Aunque me lleva a reflexionar sobre cuestiones centrales sobre las pelis de zombis: ¿Hace falta poner todos todos absolutamente todos los clichés que ya vimos ochocientas veces? (¿Los cosos que corretean cabeza abajo por las catedrales no van mejor en las de vampiros o exorcismos? ¿Los científicos vendidos al poder militar... eh... ¿dónde era que lo vi?)

¿No se puede matar zombis sin pollerita apretada y top turquesa? (El gesto y la parada con dos pistolones en las manos ya viene de larga data y reconozco que es imprescindible) Y si estás en una ciudad infectada, y si el cementerio de tu barrio es así de pintoresco con lápidas y calaveras sobre la tierra, ¿hace falta pasar por en medio? Ah, me parece que todos los personajes sabían que estaban en una de zombis y no quisieron ahorrarnos la emoción de que los muertos centenarios se unieran solidariamente con los recién infectados ¿no? La cambié enseguida.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...