miércoles, 23 de septiembre de 2015

Sin excusas ni peros

¿Por qué inicio el post anterior con tanta negatividad? Si me muero de ganas... Si amo y respeto a la editorial convocante y a los jurados y prejurados y es la excusa perfecta que necesito para terminar en dos meses la novela que escribo hace como seis años...

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...