jueves, 6 de agosto de 2015

En El hangar hace 27 años

Conocí a Susana Torres Molina en El Hangar, en la calle Ravignani, en el año 1988. Yo acababa de mandar la facultad a la mierda, me decidía a responder a su pedido de "Protagonistas" para un proyecto creativo conjunto, me deslumbraba a mí misma caminando por calles porteñas empedradas, escribía el poema titulado "Mi tren monoplaza" porque Gustavo no había querido acompañarme (ya desde entonces tironeándolo para que fuera e hiciera lo que a mí me gustaba) y todavía no me había ido ni había sido regresada a la fuerza de la casa paterna.
Esa era mi yo buscador y deseante, el que tuvo miedo y quiso jugar a la casita con un tipo que no servía para nada, el que se agarró de una panza y tres bebés para ser normal y sufridora, el que metió toda su creatividad en lo materno y el ecosistema doméstico. Amo a aquel yo mío, le festejo tanto sus logros y ahora, ahora, ahora, le muestro la continuidad de aquel yo de los 19 con este presente. Nuestra vida nos ha llevado a ser esta mina de 46 años que ya no está hace rato "en el hangar" sino que planea y vuela y carretea a veces pero vuelve a elegir la ruta.

2 comentarios:

Edith Anzoategui dijo...

Planeando Paula, siempre planeando que naciste para eso...

Paula Irupé Salmoiraghi dijo...

:D

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...