domingo, 30 de agosto de 2015

Juntaría una bruja una maga una travesti poeta y puta un hombre rata y un hombre cerdo

Marosa Di Giorgio y José Sbarra
En La Voz de Aleana
En el cuerpo de
NATY MENSTRUAL
Foto principal
| ¿POR QUE MAROSA? ¿POR QUE SBARRA? |
Porque fueron amores a primera vista, por su amor y su locura, por sus universos mágicos, porque al leerlos vuelo y viajo por bosques fantásticos montada sobre el lomo suave de un pterodactilo locamente enamorado.
Porque mientras la hija del diablo se casa con su pelo igual que el sol y sus pezuñas cinceladas, una Aleana loca con vestido de cortinas y sombrero con caireles hace música con latas mientras les da de comer a los gatos del botánico salvándose de su profunda soledad sentada sobre el pasto mientras mira los hongos que nacen en silencio; algunos nacen en silencio; otros con un breve alarido, un leve trueno. Unos son blancos, otros rosados, ése es gris y parece una paloma y en algún país de flores se desata una tormenta. Por el erotismo la locura y la profunda angustia de una vida que no acaba que se mezclan raramente y me hacen soñar despierta.
Porque los leo y viajo con destinos inciertos e infinitos. Porque juntaría una bruja una maga una travesti poeta y puta un hombre rata y un hombre cerdo y armaría una fiesta interminable hasta que cada partícula de nuestros cuerpos se transformen en estrellas y los novios abran sus grandes alas blancas y se vayan volando por el cielo.
Naty Menstrual (agosto, 2015)
************
Todos los Sábados de septiembre
Naty Menstrual es Aleana en La Libre
Desde el casamiento de las hijas de diablo que el bestias sagradas, la tierra y la palabra no engendraban tanta mujer. En un parto tan genérico, genial y genital, agónico y vital. La degeneración y la regeneración originales atravesados por el tiempo acogiendo con locura la vida y el poema que brotan de algunos encuentros en ciertos lugares.
::: 4 Funciones, únicamente con reserva :::
lalibrearteylibros@gmail.com
Teléfono: 43435328

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...