lunes, 15 de febrero de 2016

¿San Pelotín?

Ni yo me creo que ayer estuve esperando algo. Son tantos años ya de "menos onda que". Pero una siempre tiene miedo de estar autoengañándose con eso de "qué festejo pelotudo" y "a mí qué me importa", como la zorra y las uvas. La cosa es que me pesqué a mí misma justificándome, dando explicaciones de por qué no me siento "enamorada". Todo el día me perdoné el desamor repitiendo sus frases de hace meses: "no sé qué es el amor", "si estuviera enamorado no haría tantas boludeces", "ahora no puedo corresponderte". Yo sola soy tan verduga conmigo misma que necesito perdonarme a mí cuando soy yo la que escuchó y soportó tantas boludeces.

Para rematarla me llama hoy lunes, a las 8 de la mañana, para decirme que NO viene a armar mi auto (que desarmó hace 10 días) porque compró la junta pero se olvidó de comprar el sellajuntas (??????) ¿Y a mí qué carajo me importa? ¿No sabés que yo compro la paciencia en todas las esquinas?

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...