miércoles, 24 de febrero de 2016

Pequeñas delicias de hoy a la mañana

Abrí el ojo del lado del oído que no escuchó la alarma o del lado de la mano que la apagó sin dejar registro en la memoria: 9.35 AM y tenía que estar a las 10 en la escuela. ¿Me creen que llegué 10.02? La explicación incluye rescate indecente así que no pregunten.



Limón granizado y dulce de leche tentación. ¿Qué? Ah, sí, el dulce de leche abajo.



Me fui caminando a las 12 del mediodía de una escuela a la otra. No es lejos, solía hacerlo, unas 12 cuadras. Todo estuvo bien en la parte en que tenía el helado en la mano, después todo estuvo mal, no había sombra en las veredas que mitigara nada.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...