miércoles, 17 de febrero de 2016

Escribir un poema me calienta

Natalia Leiderman, no sólo escribe poemas extraordinarios, si no que cuando habla de poesía dice cosas como estas:
4- ¿Qué te provoca escribir un poema?
Escribir un poema me calienta, en todas las acepciones del verbo. Y ese calor me compromete con lo vivo. Esto que dice Gelman de que escribir es tirar contra la muerte: exactamente eso, en acción en el momento exacto de la escritura. Un tironeo furioso. Y los poemas pequeños universos en los que uno, más allá de toda pérdida, siempre gana. Porque logra arrancarle algo al tiempo. Se me ocurre la fantasía de crear vida a partir de lo muerto: pienso en el doctor Frankenstein y en su monstruo, hecho con fragmentos de cadáveres. Hacer un poema es un poco la excitante experiencia de dar vida a algo que luego adquiere, tal como sucede con el monstruo, su propia voluntad (una voluntad incluso contraria a la del propio creador). Aterrador y hermoso.
De Un poeta y 10 preguntas

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...