miércoles, 3 de febrero de 2016

Reconozcámosló

Ayer te vi por la calle y me hice la boluda. Menos mal que yo iba en auto con vidrios oscuros (ahora entiendo la manía de polarizar ventanas) y no me viste. Pensé que venías para mi casa y no tuve ganas. No quería que vinieras. no quería verte. Y no es que estuviera con alguien más, era nada más que mi alegría por haber vuelto al taller de canto no tenía ganas de fumarse tu bajón.
Cuando Julián y Belu me llamaron que caían con Mile me sentí un poco culpable. Casi te mando mensajito. Pero no, seguía sin ganas de repetir nuestros rituales repetitivos. Lo único nuevo es que vos hagas que pase algo.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...