miércoles, 14 de diciembre de 2016

La huésped

Otra CF medio gomona. Me gustó el planteo inicial de la Tierra completamente pacificada y perfecta porque ya no es humana. Me aburrió la caída en el típico caso de la excepción heroica, de la que no se adapta (el heroísmo de las heroínas necesarias para las ficciones políticamente correctas me están llenando bastante las tetas). Y cuando, para saber si la humana o la extraterrestre están presentes en el mismo cuerpo, se tienen que poner a besar a un chabón y al otro para ver cuál reacciona (la humana amaba a uno, la extraterrestre a otro pero la humana no quería que la extraterrestre besara con su cuerpo a ninguno de los dos) me dije bueno, chicas, ya se sabe cuál es la excusa perfecta para andar probando bocas cuando una es habitada por varias subjetividades al mismo tiempo. Je.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...