martes, 27 de diciembre de 2016

Cada quien hace de su consumismo un pito

Todo el mundo me dice: Comprate un celu, comprate una tablet, cambiá el auto, hacete las tetas y yo que no que no que no mientras me dedico a cumplir sueños que tienen que ver con un consumismo más personalizado: dos peceras para meter mi colección de corchos y tapitas de cerveza (no saben los lindas que quedan ambas texturas detrás de un vidrio) y artículos de limpieza de los caros: removedor de saracata, lustrador de sarasasunga con perfume a frutos del bosque, cera para pisos, cera para muebles, cera para cera, limpiador de no sé qué con aroma a ninio envuelto de surungundanga, un plumero, un escobillón rosado. (Y eso que no me animé al escurridor de platos metalizado porque 500 pe en escurrir platos me pareció ostentación indebida).

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...