lunes, 19 de diciembre de 2016

Cumbres borrascosas

La última versión con Heathcliff negro y todos los personajes tan jóvenes que apenas parecen salidos de la niñez me dio una sensación de orfandad colectiva y de desprecio con el desclasado mucho mayor que la novela y que la versión anterior que vi. Que el adoptado sea negro en vez de gitano y tan lindo como el otro actor (el negro niño es feíto pero de más grande es hermoso) hace que el desprecio de Catherine sea más monstruoso todavía. Me dio la sensación de que todos son niños y niñas abandonados y que la historia termine con la muerte de ella, sin el marco narrativo, sin la proyección en los hijos que está en la novela, hace que sea mucho más crudo e irrevocable el efecto de un desprecio que no se explica ni por clase, ni por dinero ni por incesto sino por algo mucho más viceral, mucho más relacionado con lo imposible, lo impensable, lo que va atado a la niebla, al sudor de los caballos y los cabellos, al vuelo de las polillas, l otoño de las ramas secas. Lo imposible parece ser inevitable e irreparable en mucha mayor medida que en la novela original.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...