sábado, 11 de marzo de 2017

Trenzadas en el Matienzo

Jueves 3 de la tarde y la colgada está pensando en cómo hacer para ir a las 4 a la dentista y volver y a las 7 a guitarra o quedarse por ahí porque ambos lugares son en muñiz pero le da miedo dejar el auto en cualquier lado. Le llega un mensaje misterioso de Sandra Mabel: que nos esperan las Trenzadas y dónde nos encontramos. ¿Lo qué? (Ya sabemos que la colgada se colgó y ni se acuerda de las entradas que sacaron hace como un mes)


Gracias a Sandra Mabel que me propuso, compró las entradas, me avivó de los pelos y nos juimos, conocí a Mariana Baraj, Barbarita Palacios y la genia ya conocida y amada de Charo Bogarín en Trenzadas, el jueves en el Matienzo. Fue hermoso.



El Matienzo sonaba en mis orejas despistadas hace rato, mucho comprtir eventos y decir que asistiré y nada. El jeuevs sí, fuimos con la Mabel a ver a las Trenzadas. La piza y la cerveza estaban geniales, el lugar con toda la onda y las minas se cantaron todo, se tocaron todo y fuimos todas muy felices.



Del Trenzadas del jueves me traje el disco Churita de Mariana Baraj. Una maravilla muy maravillosa. Cómo me gusta comprar los discos (igual que los libros) a la salida del recital.



La Baraj, mientras cantada, le daba al bombo, sacudía unas semillas y hacía sonar con un ritmo maravilloso un skeré que tenía atado a la pierna.



Lo que se canta la Charito Bogarín es impresionante. La voz, la cara (y yo pensando en mis ejercicios de canto), el cuerpo ahí ofrecido, las letras, la música, todo todo todo.



La tercera Trenzada, Barbarita Palacios, también un gran descubrimiento, con premios al foloklore alternativo, disco solista y banda llamada Semillas que también nos pondremos a investigar porque sonaba genial y muy buenas las canciones propias.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...