lunes, 20 de junio de 2016

yo a mí misma

Me cuesta me cuesta permitirme los enojos: Estoy enojada, me siento mal, quiero putearte. Pero me la paso craneando excusas para no llamarte, para convencerme de que hago bien, de que tengo buenos motivos, cuando bastaría decir NO TENGO GANAS DE VERTE Y ESCUCHARTE TODO EL DÍA CON LA MISMA CANTINELA.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...