lunes, 6 de junio de 2016

Qué raro es que me quiera

Rara yo. Digiriendo la felicidad. Mucho ruido de panza. Poca costumbre. Menos mal que aprendo rápido.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...