sábado, 1 de octubre de 2016

I zombie: Capítulo 1

Rara, de las que tratan de humanizar al monstruo: ella es divina, convive con amiga y familia sin que nadie sepa que está muerta salvo su compañero de laburo en la morgue. Comer cerebros parece algo gracioso si sele pone suficiente picante y da poderes telepáticos que sirven para develar casos de mujeres muertas. Buen planteo y resolución. Me gusta la estética con pantallas de comic y narración que muestra el artificio. Veremos cómo sigue.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...