domingo, 2 de octubre de 2016

Epa mis lectores

Apenas termino la entrada anterior, confesional como pocas, y pienso en cómo esconderla bajo parvas de otras entradas menos comprometedoras. Pero al editarla no más (la diferencia entre la entrada anterior y esta son 7 minutos) ya tiene 4 visitas. Me rindo: no puedo contra el poder de esos ojos ávidos.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...