lunes, 9 de mayo de 2016

Amor mal llevado y desamor

Mis fantasías macabras de desamor histórico se pierden en el olvido cuando veo que le dice a nuestra hijalas mismas boludeces que me decía a mí y no es falta de amor sino imposibilidad de comunicarlo de otra manera. Nada de conformarse con eso, occccccvio, hay que golpearlo en la cabeza hasta que aprenda o repetir la pelotudez de las peras y el olmo.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...