miércoles, 11 de noviembre de 2015

No te zambullás que está vacía

Ayer, acá en casa porque me vino a hacer arrancar el auto, se tiró un par de lances: Me pidió tarta de choclo como pago, me preguntó si se podía venir abañar acá. Le puse la tarta en un paquetito antes de que se me siente, le remarqué que qué mal que no tenga agua en lo del viejo y que viniera después que yo tenía que salir ahora.
Cuando pasa para el fondo a buscar una herramienta que dice que era de él, ve un gato nuevo. Le digo que es el de Julián que se mudó y me lo trajo."¿Y se quedó así no más?, me dice él. "Sí, acá todos se quedan menos vos", me traicioné yo. "Yo estoy acá", me pelotudea él y yo huyo de su bajeza.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...