jueves, 19 de noviembre de 2015

Balada triste de trompeta

La había agarrado varias veces por pedazos y siempre me había impactado. Ahora que la vi entera sé que es genial en todos sus aspectos, que amo la locura y la predestinación de ambos payasos, las figuras que ella hace con el cuerpo y con las formas del amor, la canción de Raphael y la dolorosa cruza entre guerra y circo.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...