miércoles, 11 de noviembre de 2015

Fuera de mi campo de visión

En medio de Azul y mis ponencias y el ciclo de poesía y el cierre de cuatrimestre y la nieta y los brotes de mi jardín, Gustavo se me asoma, me ronda. Hace como que viene a traer algo, busca a los chicos, llama por teléfono con cualquier excusa. Y yo ni lo miro de reojo, apenas lo veo pasar por una esquinita, y soy muy feliz de no tener deseos hacia él.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...