sábado, 28 de noviembre de 2015

Ni chanchos ni margaritas

Siempre me jodió el dicho ese de darle margaritas a los chanchos o el equivalente de gastar pólvora en chimango: porque implican una evaluación de parte de quien lo dice de qué o quién es "chancho" o "chimango" y de que lo dado por el diciente es de alto valor en comparación. Soberbia pura.
Así es como he caído tantas tantas veces en ofrecer lo mejor de mí a quien ni lo pide ni lo valora. Que igual de mal está darle chanchos a las margaritas o meter chimango en el rifle.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...