viernes, 23 de septiembre de 2016

Whiplash

La vimos en el micro entre Jujuy y Salta el sábado pasado. Me dicen que estuvo muy premiada. Sí, es linda pero no me mató. Muy típico eso del chico artista que se sacrifica por su arte y el viejo autoritario que en verdad es sensible y quiere sacar lo mejor de sus sufridos aprendices. Me faltó emoción musical (dicen que la batalla final es genial pero no me mató y todos los compases estaban cortados en distintas escenas como para que ninguno fuera muy apoteósico) y mi preferido es el padre que, tratado de mediocre por el hijo y sus alrededores artísticos,es el que siempre está apoyando y equilibrando el supuesto elevamiento musical de los seres superiores.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...