sábado, 10 de septiembre de 2016

Me cago en vos y en tu envidia

El pelotudo del padre de mis hijes entra al face por uniquísima vez en su vida, vaya una a saber qué le picó, y le pone al nene mayor "los envidio" en una foto en que él está con su novia haciendo ñoquis en su casa antes de que naciera Milena y ellos hablan de su "nidito de amor" donde encargaron a la bebé.
¿Y cómo hago yo para no putearlo? Forro que a este mismo hijo lo conoció al año porque se fue de nuestro "nidito de amor" cuando yo estaba de 4 meses. ¿Se cree que tiene derecho siquiera a la envidia? Y mejor no seguir enumerando ni mentalmente todas las veces que se cagó en mí, en sus hijos e hija, en toda manifestación de "nidito", de "amor", de "bebé", hasta de "ñoquis". Siempre jugando a dar lástima y a hacerse el abandonadito, pedazo de garca. Ggggrrrrrrr, mejor me voy a dormir.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...