lunes, 5 de septiembre de 2016

La injerencia del piletero

Dice en feis Felix Bruzzone
13 min
Después de 13 años de limpiar piletas uno ya entiende que llega la hora de venderse al mercado.Dejar de ser piletero para unos pocos y pasar a ser un piletero popular. Que te hagan la película de tu vida y te llamen de todo el mundo para que el sujeto que te limpia la pileta sea el de la película. Hoy me dijeron que es muy probable que un piletero tenga injerencia en las decisiones familiares de la gente a la que le limpiás la pileta. Puede ser. Hay por lo menos dos hijas de clientas que a sus hijos les pusieron de nombre Félix. Más allá de que sea un nombre más visitado que en otras épocas, es cierto que nunca podría considerárselo un nombre "de moda". No lo sé. Igual me parece que el sueño de la injerencia sobre decisiones familiares es mucho menor al de la popularidad internacional. Limpiarle la pileta a Bruce Willis. A Mel Gibson. A Wanda Nara. El piletero de los famosos. Una tarde te entra un mensajito de Maradona y vas a limpiarle todas sus piletas, todas sus fuentes. Un equipo para limpiar piletas pesa menos de veinte quilos. En el avión no me cobrarían exceso de equipaje. Son herramientas que entran en el baúl de un taxi. Todo esto piensa un piletero un día de lluvia, 13 años después de su debut. Un poco cansado. Un poco esquelético y con la cuenta de luz entre los dedos. La semana pasada arreglé todas las mangueras, así que estoy preparado.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...